Your webbrowser is outdated and no longer supported by Microsoft Windows. Please update to a newer browser by downloading one of these free alternatives.

Un único plato para todos.

Por qué pasarte a las alternativas a la nata y grasas vegetales te hará la vida más fácil.

La mantequilla y la nata aportan a tus platos un sabor y una textura ricos y cremosos. Los lácteos dan la pincelada final a los sabores y añaden un toque sensual, quizá incluso excitante, a los platos.

A los chefs nos piden cada vez con más frecuencia comidas más ligeras, recetas sin productos lácteos y platos veganos, lo que resulta muy frustrante, puesto que se pierde toda una riqueza de matices y texturas sedosas que solo pueden aportar los lácteos.

Hasta ahora. Toda una nueva generación de derivados lácteos alternativos a la nata y grasas vegetales ha llegado para quedarse. Aquí te explicamos por qué el día a día en tu cocina profesional está a punto de ser muchísimo más sencillo.

Por suerte, nuestros derivados lácteos tiene una textura fluida y uniforme, y se pueden verter sin sorpresas, de forma controlada. Y tampoco se pondrá mala al cabo de tres días.

Las alternativas profesionales a los productos lácteos, y las grasas vegetales, te dan la libertad de crear tus elaboraciones sin tener que preocuparte de tantas alérgias e intolerancias. Tus platos y elaboraciones pueden ser igual de apetitosos y cremosos, a la vez que ofreces a tus clientes lo que necesitan, con la seguridad y tranquilidad que te aportan nuestros productos.